Haga clic para ver las pautas de distanciamiento social e información

Misas de Fin de Semana
-Sábado a las 5pm
-Domingo a las 7a, 9:30a, 12p, 2:30p(esp), 5p

Reserve su Asiento para la Misa de Fin de Semana Aquí

Las reservaciones cierran los sábados al mediodía

Misas de Entre Semana
-Lunes-Viernes a las 9am
-Martes-Thursday a las 6:30p
-Viernes a las 7p(esp)
Reserve su Asiento para la Misa de Entre Semana Aquí
Las reservaciones cierran el día anterior al mediodía

Lista de intenciones para la misa • Haga clic aquí

Haga clic aquí para ver nuestra transmisión en vivo**Las misas/eventos de transmisión en vivo se graban y están disponibles para reproducir en cualquier momento en popfb.org/livestream-library

Horarios de Confesión
-Miércoles a las 5:30p
-Viernes a las 6p
-Sábado a las 3:30p
-Por cita (contacte Lelis Knight)

Viajando por vacaciones o negocios
Visite masstimes.org para opciones cerca del trabajo/escuela/viaje

6439 Spout Springs Road

Flowery Branch, GA 30542

Phone: 678-960-0040
Fax: 678-960-0078

Mapearlo

Intenciones de la Misa • Haga Clic Aquí


Blog: ¿Cómo me preocupo por las cosas y las personas en mi vida?

by Ashley Estes

oct. 04, 2020

Soy una esposa y una madre. Tengo un trabajo de tiempo completo y una pasión por el servir. También tengo familia y amigos, un hogar, tres perros y un Dios que me ama. Por favor, no me juzguen por el estado de mi jardín. Una cosa que no tengo es una buena mano para cuidar las plantas.

Yo, como muchos, tengo bastantes cosas que administrar, gestionar, comunicar, cuidar, y hay muchas veces que todo esto empieza a sentirse demasiado abrumador. Todas estas cosas parecen algo sobre lo que se supone que debo tener control. ¿Cómo preocupamos por todas esas cosas y además cuidar a las personas en nuestras vidas?

Debo admitir que hay días más difíciles que otros. Algunos días termino por completo la lista de cosas por hacer y otros simplemente no llego ni medianamente cerca de concluir todas mis tareas ; todas estas obligaciones pueden sentirse implacables y tediosas, y es fácil preguntamos si lo estamos haciendo bien. También sé que incluso mi ajetreo diario es solo una fracción del de los demás, pero ¿cuántas veces hemos tenido una lista de cosas por hacer para el día, que es tan excesivamente larga que es imposible de completar? ¿Cómo podemos afrontar el mañana con confianza, si no completamos las tareas de solo un día? ¿Qué hacemos si constantemente decimos las palabras "No tengo tiempo"?

Primero diré esto, nuestra misión no es una lista de tareas pendientes. Nuestra misión es amar. Sí, hay cosas que hacer para amar, pero en los momentos en que nuestras tareas son insuperables, debemos detenernos, respirar hondo y preguntarle a Jesús dónde quiere que estemos. ¿Qué quiere que veamos, con quién quiere que hablemos? ¿Cómo podemos amar de la mejor manera? Una simple redirección de la intención y daremos frutos.

Estamos llamados a cuidar la viña del terrateniente y hacerlo con amor. Para hacerlo, debemos reconocer que estas cosas, estas personas, no son cargas, sino regalos. Es muy fácil dar por hecho nuestras vidas, las cosas y las personas que hay en ellas. Algunos días no puedo imaginar limpiar ni un centímetro de mi casa y aun asi preparar la cena después de llegar a casa después del trabajo, pero debo recordar que tengo un techo sobre mi cabeza, comida en mi mesa y amor en mi corazón. Hay personas que no tienen estas cosas. Qué gran pobreza es vivir sin el amor de Jesús. Así que aspiramos nuestras casas y abrimos las puertas a nuestro vecino que necesita compañía, oramos en voz alta con nuestros hijos para que puedan escuchar y aprender a amar, hacemos una pausa y miramos hacia adentro en momentos de estrés. Porque el regalo de mi hogar no es una carga de más para limpiar, sino un instrumento para servir a nuestro Padre.

Debemos pedir ver a través de los ojos del Padre. Mirarnos hacia adentro, reconociendo que hay partes de nosotros mismos que no son perfectas, sin embargo, a pesar de esto, nuestro Padre Celestial nos ama desesperadamente, tan desesperadamente que fue clavado en una cruz por nuestro bien, por todo nuestro ser, no solo las partes que son agradables o exitosas de nosotros. Si mi Padre que está en los cielos puede amarme a pesar de los lugares menos atractivos, esos que se parecen a mis girasoles marchitos, ¿no puedo yo amar las cosas que él me da?

-Ashley Estates